El mercado español de lubricantes confirma su tendencia alcista

El crecimiento en las ventas de Lubricantes, según se destacó en la memoria anual de la asociación española de empresas de lubricantes ASELUBE, confirma la tendencia alcista y ascendente de los últimos ejercicios. 

De hecho, las ventas de lubricantes llevadas a cabo en 2016 por las compañías asociadas en Aselube ascendieron a 332.600 toneladas, un volumen que refleja un incremento del 4,4% respecto a 2015 y que supone superar los niveles de 2012, aunque todavía no alcanzan los obtenidos en 2011.

La asociación considera que las perspectivas para 2017 parecen confirmar la senda de la recuperación, aunque valora los cambios de manera muy paulatina.

Según los datos disponibles del total del mercado, las ventas de las 17 compañías asociadas al cierre del pasado año han representado cerca del 83% del volumen total de lubricantes comercializado en España durante el ejercicio 2016. Por segmentos, este representa casi el 80% del mercado nacional de lubricantes de automoción, prácticamente el 82% de los aceites industriales, el 100% de los marinos, cerca del 53% de las grasas y poco más del 97% en aceites de proceso.

 

Producción e infraestructuras en España de las compañías asociadas 

En su conjunto, las compañías que pertenecen a día de hoy a ASELUBE disponen de 12 plantas productoras de lubricantes en España, cuya capacidad supera las 785.000 toneladas anuales en producción, las 545.000 en envasado y las 69.000 toneladas en almacenamiento. En total, a lo largo de 2016, más de 442.000 toneladas de productos terminados han salido de las plantas españolas de las firmas asociadas, que refleja un ligero incremento del +0,8%.

A finales de 2016, estas empresas dedicadas al sector de lubricantes mantenían 1.170 empleos directos (+5,4% sobre 2015), además de los inducidos, especialmente a través de distribuidores. En la actividad de distribución, las compañías asociadas disponen de 29 delegaciones comerciales y 489 distribuidores oficiales autorizados.

Asimismo, la facturación de estas 17 compañías rebasó los 1.070 millones de euros en 2016, sin incluir la aportación a Sigaus, reflejando un incremento del 0,8% sobre el ejercicio anterior. A su vez, las inversiones en España han superado los 7 millones de euros en el periodo de referencia y su facturación al exterior (exportaciones más comercio intracomunitario) se situó por encima de los 353 millones de euros (+6%), generando un saldo positivo anual próximo a los 135 millones de euros.