La OPEP pierde el control sobre el precio del petróleo

 

28 de marzo.- El 58% de la producción mundial de crudo procede de países no OPEP. Desde 1960, la OPEP ha ejercido una influencia enorme sobre la producción de petróleo mundial y los precios.

Sin embargo, actualmente la OPE ya no controla el mercado de crudo como lo hacía antaño. En primer lugar, la estrategia del cártel (inundar el mercado de crudo) no logró eliminar por completo a sus competidores (sobre todo la industria del shale de EEUU). En segundo lugar, el recorte de la producción no ha conseguido tampoco llevar al petróleo a los 60 dólares que Arabia Saudí considera como precio idóneo dadas las circunstancias

Varios factores están evitando que los precios respondan como en otras ocasiones a la decisión del cártel. Por un lado destaca que "un 58% de la producción de petróleo procede de países que no forman parte de la OPEP (incluido EEUU) y muchos de ellos no forman parte del acuerdo para recortar la producción". Además, esos países están aprovechando la decisión del cártel para ganar cuota de mercado e incrementar su rendimiento productivo, como es el caso de las firmas de EEUU.

Por otro lado, los inventarios comerciales (reservas de crudo) que han acumulado los países desarrollados durante los últimos años están evitando que el precio suba de forma rápida. "Los inventarios están debilitando los efectos inmediatos relacionados con la oferta y la demanda", destacan los economistas de la Fed.

"Cuando la OPEP recorta la producción, la oferta de petróleo se reduce, y los países de la Organización para la Cooperación Económica y el Desarrollo (OCDE) usan parte de sus inventarios para compensar la reducción de la producción. La reacción de los precios se puede retrasar hasta que los inventarios se agoten", señala el comentario de estos economistas.

La OPEP podría tener que prolongar el actual recorte de la producción durante un periodo mucho más amplio del que se ha pactado en un primer momento (en principio termina este verano). Una hipótesis que cobra fuerza en los últimas semanas es que, antes de que los inventarios se agoten, otros productores ajenos a la OPEP podrían compensar el déficit de oferta de crudo causado por el acuerdo del cártel, ejerciendo presión a la baja sobre los precios del oro negro.

Como sentencian los economistas de la Fed, a medida que los inventarios se fuesen reduciendo, el precio del crudo comenzaría a subir, sin embargo "este incremento de los precios podría ser muy gradual, porque los países que no pertenecen a la OPEP tienen ahora la capacidad de acelerar su producción ante unos precios más atractivos". Parece que la dictadura de la OPEP podría haber llegado a su fin.