Sin pruebas de contaminación de agua por fracturación hidráulica.

Nos hacemos eco de un estudio, publicado por el National Energy Technology Laboratory, del Departamento de Energía de EEUU (DOE), que asegura que no han encontrado pruebas de contaminación de agua por fracturación hidráulica.

Los investigadores han inyectado marcadores en el fluido de la fracking in un pozo situado en Greene County, en Pennsylvania, para buscar posibles rastros de migración del fluido. Después de doce meses de monitorización, los investigadores no han encontrado señales de migración en el agua subterránea.

En este enlace, el estudio completo.