faq

Preguntas y respuestas básicas sobre la Exploración y Producción de hidrocarburos

España tiene una dependencia energética del exterior del 75,6% (datos de 2012 del Ministerio de Industria). En el caso de hidrocarburos, esta dependencia del exterior es de más del 99%. El déficit energético ronda los 45.000 millones de euros al año, en los niveles del máximo de 2008. Sin embargo, según los últimos estudios, como el realizado por la consultora GESSAL para ACIEP, España podría albergar reservas de gas equivalentes al consumo de 70 años y de petróleo, equivalentes al 20% durante 20 años. Los avances en la técnica para extracción de gas y petróleo hacen posible reducir esa dependencia de manera segura y sostenible.

Importar el 99% de los hidrocarburos que consumimos representa un déficit anual en nuestra balanza comercial de unos 45.000 M€ (2012, Minetur))

Lo que es lo mismo, cada día España destina 123 M€ a comprar hidrocarburos a otros países.

Lo que representa un 4% del PIB español, que deja de destinarse a otros fines.

-Dejar de producir hidrocarburos en España para importarlos de fuera implica sobrecostes que se traducen en precios de combustible más altos.

Estos precios más elevados aumentan los costes globales de toda la economía española, haciéndola menos competitiva en el escenario global.

-La exploración y producción de hidrocarburos constituye una oportunidad para desarrollar una industria propia de alto valor añadido, generadora de inversiones, empleo cualificado y desarrollo del I+ D+ I.
Se estima que hay entre 700 y 1.000 M€ en inversión internacional exclusivamente privada, prevista para esta actividad en España.

La actividad de investigación y exploración de hidrocarburos se desarrolla a través de empresas de la máxima relevancia y solvencia técnica, con acreditada experiencia en el sector, a lo largo y ancho del planeta.
oLas empresas son las mayores interesadas en prevenir y mitigar los impactos asociados a su actividad.
-La E&P requiere tecnología punta y profesionales muy cualificados. Nada se improvisa y se cumplen todas las exigencias medioambientales.
oLas empresas españolas están cualificadas entre las líderes mundiales de esta actividad.
-El desarrollo de la E&P que se plantea en España va a coincidir con la fase madura de la curva de aprendizaje de estas tecnologías. Los errores del comienzo están muy estudiados, documentados y superados.

La E&P se realiza se realiza en España bajo los estándares más exigentes de las normativas de protección al medio ambiente. La sostenibilidad del sector depende de su cumplimiento.

-Un estudio comparado de las legislaciones medioambientales concluye que la legislación española para la E&P es más estricta que la de países como Noruega, Canadá o Gran Bretaña, todos ellos reconocidos mundialmente por su escrupuloso cuidado del medio ambiente.
-Además, la actividad en España está sometida a las leyes europeas, que hacen referencia a través de Directivas y Reglamentos a la protección del agua, medio ambiente, fauna y flora, etc.

-La E&P genera conocimiento y aporte académico sobre el medio ambiente que de otra manera no se obtendría.

A pesar de que existen evidencias positivas, España es un país poco explorado, con menos de 800 pozos, muy por debajo de la media europea.

La compleja geología hace que su exploración no resulte sencilla y requiera de un esfuerzo adicional. Aún queda por investigar el potencial petrolífero a mayores profundidades en estructuras geológicas de mayor complejidad, tanto en tierra como en el mar, que tantos éxitos han proporcionado en otros ámbitos, aún están por explorar.

El interés por explorar ha crecido en los últimos cinco años. Hasta marzo de 2013 el Gobierno central ha otorgado 70 permisos de investigación. Hay 75 permisos de investigación pendientes de otorgamiento, 47 de ellos en las Comunidades Autónomas.

Aunque el consumo de productos derivados del petróleo está previsto que disminuya en una tasa de un 2.1% anual entre 2012-2020, continuarán siendo el principal componente del mix energético hasta 2020, en un porcentaje del 38.4%.

Se prevé que el consumo de gas continúe creciendo en un porcentaje del 1.3% anual. El consumo de gas seguirá aumentando en consonancia con el consumo total de energía, y pasará de un 16% en 2010 a un 18.4% en 2020.

Incluso apostando por las energías renovables, para 2015, el transporte seguirá dependiendo del petróleo en un 92%, y en 2030, sea de un 89% (Mariano Marzo, Catedrático UAB).

Noruega
•Gracias a campos offshore, Noruega se ha convertido en el mayor proveedor de petróleo y gas natural del continente.
•Es el segundo exportador mundial de gas, tras Rusia.
•Para su economía, supone el 21% del PIB y el 26% de sus ingresos fiscales.
•Compatibiliza esta actividad con la pesca y el respeto al medio ambiente.

Estados Unidos
•Las nuevas tecnologías de producción están modificando el perfil de Estados Unidos de importador de gas a autoabastecerse e incluso exportar.
•Le ha permitido reducir las emisiones de efecto invernadero al nivel de hace dos décadas.
•La AIE prevé para este país la creación de 1,7 millones de empleos hasta 2035.
•El coste doméstico es cuatro veces inferior al español.
•EEUU: primer productor de petróleo en 2017, por delante de Arabia y superará a Rusia en 2015

En 2012, los cinco yacimientos de petróleo activos en España produjeron 138.823 toneladas, lo que supone el 0,24% del total de las 59.441.997 toneladas consumidas.

Los cuatro yacimientos de gas produjeron 650,558 GWh en 2012, lo que representa un 0,18% del total de los 365.339 GWh consumidos.

Y sin embargo…
El petróleo en España continuarán siendo el principal componente del mix energético hasta 2020, en un porcentaje del 38.4%.
El consumo de gas seguirá aumentando en consonancia con el consumo total de energía, y pasará de un 16% en 2010 a un 18.4% en 2020.

SHALE es el nombre de una roca de grano muy fino y baja permeabilidad que dificulta la salida del gas. Se le denomina gas no convencional porque a diferencia del gas convencional, no ha migrado y se ha quedado almacenado en la propia roca generadora. En castellano a veces se utilizan las palabras “esquisto” o “pizarra”.

 

Se inyecta agua y arena (99,5%) y una mínima porción de aditivos (0,5%) a elevada presión y a gran profundidad con el objetivo de crear una red de microfracturas en determinadas zonas del subsuelo. La fuerza del agua provoca grietas en el núcleo de la roca y los granos de arena ayudan a mantener abiertas estas fisuras para que el gas pueda fluir.

Normalmente se realiza una sola vez en toda la vida del pozo. En otras palabras, se trata de dotar a una roca muy compacta de una red de microhuecos interconectados, similar a las que existen en una roca porosa natural.

Un pozo tipo utiliza entre 10.000 m3 y 30.000 m3 de agua durante el proceso de fracturación hidráulica. Es menos, por ejemplo, que la cantidad que se utiliza para regar dos hectáreas de maíz en temporada de riego. Esta cantidad solo se utiliza una única vez. Por último, entre el 65% y el 80% del agua utilizada y devuelta por el pozo en las primeras fases de producción se trata y reutiliza.

No existe ninguna conexión entre acuíferos y los yacimientos. Es un proceso que se desarrolla a gran profundidad, por debajo de las masas de agua subterránea, de las que le separan rocas de muy baja permeabilidad. Se establecen distancias y los niveles de los acuíferos y son al menos dos las barreras de tuberías y cementaciones que aíslan .

Como máximo suponen el 0,5% del fluido utilizado. La mayoría de empresas utilizan entre 3 y 6 productos. Estas sustancias, presentes en su mayoría en productos de limpieza del hogar, cosméticos o alimentos, cumplen funciones como la eliminación de bacterias o la mejora de la productividad del pozo. La composición química de los compuestos utilizados como aditivos químicos se revelan a las autoridades competentes.

Antes de realizar la fracturación hidráulica, las compañías estudian a fondo la geología de la zona para anticipar cómo responderá la roca y garantizar así la seguridad de todo el proceso.

La estimulación hidráulica se ha utilizado en más de dos millones de pozos de todo el mundo, durante más de 60 años, y en ese tiempo sólo se han registrado dos casos de sismicidad asociados a ella. Ambos en el Reino Unido, en Lancashire, de 1,5 y 2,4 en la escala Richter, por debajo del índice de percepción humano (3 en la escala Richter).

En 20 años, el Shale Gas ha pasado de representar en EE.UU. del 1% suministro total de gas, al 8% en 2008 y el 30% en 2012. Se espera que suponga el 45% en 2025.

La revolución del Shale Gas en EE.UU. está ofreciendo a su industria química y manufacturera una sustancial ventaja competitiva en relación a otras zonas del mundo.

Precio del Gas Natural:
Un tema fundamental, es el impacto del Shale Gas en el precio del gas tanto en EE.UU., frente al caso europeo, desde 2005 hasta 2012: En EE.UU. se ha reducido de 8 a 2-3 $/MBtu (-63%) En UE, se ha incrementado de 6 a 11 $/MBtu (+80%)
Como consecuencia de ello, los consumidores norteamericanos se han ahorrado 1.000 dólares al año en la factura del gas y la electricidad.

También ha bajado drásticamente el precio de los petroquímicos y el de los fertilizantes.

Las adquisiciones de sísmicas marinas en 3D son una operación estándar y herramienta habitual en las operaciones de exploración y producción (E&P) de hidrocarburos. Son empleadas para obtener imágenes tridimensionales del subsuelo que permitan conocer y definir con precisión la geología de la zona de estudio.

El principal objetivo de la campaña de adquisición sísmica es la de confirmar posibles estructuras geológicas del subsuelo marino susceptibles de almacenar hidrocarburos, y definir la profundidad y la geometría (forma y tamaño) de dichas estructuras.

Gracias a la sísmica 3D se obtiene un modelo sofisticado de la estructura geológica de la región con una imagen del subsuelo cada pocos metros, que genera un cubo sísmico tridimensional.

Las adquisiciones sísmicas marinas utilizan una fuente de energía que da lugar a una serie de ondas acústicas que se propagan por la corteza terrestre bajo el mar. Se trata de sonidos de baja frecuencia, normalmente en forma de pulsos de corta duración, que son generados a lo largo de una malla de adquisición.

La señal es dirigida hacia abajo desde la fuente o emisor, y las señales reflejadas por las discontinuidades geológicas se registran mediante una serie de hidrófonos sumergidos, arrastrados tras una embarcación de adquisición de datos sísmicos. El análisis del tiempo de retorno de las ondas sísmicas y el carácter de las señales permite definir las estructuras del subsuelo marino.

Los componentes principales de una campaña sísmica marina son, el equipo emisor (o fuente de energía acústica) y el equipo receptor (o receptor acústico) tal como se describen a continuación.

Equipo emisor – fuentes de aire comprimido

Las fuentes de aire comprimidoson la fuente de energía acústica más empleada en las campañas de exploración sísmica marina. Éstas liberan en el agua una burbuja de aire comprimido, produciendo un pulso acústico que se transmite por la columna de agua hasta alcanzar el subsuelo marino.

Equipo receptor – hidrófonos

Otro componente importante en la adquisición sísmica marina es el equipo receptor el cual está formado por una serie de hidrófonos montados sobre varios cables sísmicos marinos (streamers).

Los streamers se remolcan detrás de la embarcación de adquisición sísmica a cierta profundidad para evitar ruidos superficiales (oleaje, motor de la embarcación, etc.).

El número, longitud y disposición de los streamers depende en este tipo de campañas de la localización de los objetivos a alcanzar.

En absoluto, ya que aunque la región se encuentra poco explorada,hay una larga historia de campañas de adquisición sísmica en España, tanto offshore como onshore.

En nuestro país se ha dado una intensa prospección sísmica durante las últimas cuatro décadas. Hay aproximadamente 250.000km de perfiles sísmicos en toda España, cerca de 200.000km offshore, estando la mayoría de ellos en el mar Mediterráneo.Estos perfiles sísmicos han sido adquiridos para llevar a cabo actividades de Exploración y Producción de hidrocarburos en su gran mayoría; sin embargo, también se han registrado otras campañas sísmicas, con técnicas similares, cuyo objetivo científico era el de estudiar la estructura y propiedades físicas de la corteza terrestre, así como los procesos geológicos y biológicos que afectan a los márgenes continentales en torno a la Península Ibérica y cuencas oceánicas adyacentes

Hasta la fecha, en España se han perforado 689 pozos de exploración: 422 onshore y 267 offshore.
De los realizados en el mar, más de 200 se han perforado en el Mediterráneo, y de éstos, más de 60 han sido exitosos.

Algunos de estos pozos todavía producen petróleo en los yacimientos de Casablanca, Boquerón, Montanazo y Lubina. Los yacimientos del Mediterráneo han sido la principal fuente de producción de petróleo en España desde 1970. Actualmente su producción acumulada supone un 96% del total en España. El yacimiento de Casablanca, que sigue a día de hoy en activo, ha producido hasta la fecha un total de 147 millones de barriles de petróleo.

Hay geólogos expertos que opinan que el Mediterráneo es una zona con un alto potencial para albergar nuevos yacimientos de hidrocarburos.

Según Albert Permanyer, Profesor del Departamento de Geoquímica, Petrología y Prospección Geológica, Facultad de Geología, Universidad de Barcelona:

“Existen datos significativos de la existencia de hidrocarburos en el Golfo de Valencia. El potencial petrolífero al sur de las Islas Columbretes es muy importante y uno de los motivos por los que todavía no se ha localizado un gran yacimiento es debido a la falta de investigación y exploración petrolífera en el pasado” ¹
1 .José Sierra (2011). Periódico “El Levante”

Mariano Marzo, Catedrático de Estratigrafía y Profesor de Fuentes de Energía en la Universidad de Barcelonaen la Facultad de Geología de la Universidad de Barcelona, declara:

“Incluso apostando por las energías renovables, lo que se espera es que para 2015 el transporte siga dependiendo del petróleo en un 92% y más tarde, en 2030, sea de alrededor de 89%.”²
2. Mariano Marzo (Marzo-Junio 2009). Barcelona. Revista Metrópolis

Un estudio realizado por el Servicio Geológico de los EE.UU (USGS) sobre el potencial exploratorio del Mediterráneo concluye que:
“El interés de las grandes compañías petrolíferas por el Mediterráneo ha incrementado rápidamente debido a que el área comprendida entre las Islas Baleares, Córcega y Cerdeña podría albergar cantidades significativas de gas y petróleo. En estas áreas se han llevado a cabo estudios geológicos que muestran suficientes datos sobre la probable existencia de petróleo y gas natural”³
3. Xavier Pujol Gebellí (2001).Madrid. El País

Las empresas de E&P cumplen con la normativa no sólo en materia medioambiental sino también con cualquier requerimiento legal y regulatorio que las autoridades consideren pertinente. Todas las empresas de la ACIEP se comprometen a proteger la sostenibilidad de los lugares en los que operan y tienen como objetivo establecer los más altos estándares a nivel de seguridad, salud y medioambiente, lo que garantiza que sus actividades sean respetuosas con el entorno.

La industria del gas y el petróleo opera en un medio regulatorio muy exigente y como tal, cumple unos estándares de gestión medioambiental muy estricta que se rigen por la legislación española y de la U.E basadas en estándares internacionales.

En España, es el Estado, a través del MAGRAMA, el que vela porque se cumpla la normativa medioambiental en los proyectos de Exploración y Producción de hidrocarburos. Todas las actividades de este sector se someten a la Ley de Evaluación de Impacto Ambiental y se opera única y exclusivamente con la autorización y bajo los condicionantes impuestos, tanto por el MINETUR como por el MAGRAMA.