Mariano Marzo: “No hay que dejarse llevar por un optimismo desaforado y sí continuar con las mejoras introducidas durante la crisis”

Lunes, 6. Febrero 2017

Mariano Marzo, catedrático de Estratigrafía de la Universidad de Barcelona, y Gonzalo Escribano, Director del Programa Energía y Cambio Climático del Real Instituto Elcano, protagonizaron el primer Scout Meeting organizado por ACIEP en 2017 para hablar de temas tan decisivos como el retorno de la OPEP, el programa político y económico de Donald Trump o las tendencias de la Unión Europea para el presente año. 

 En el Club Financiero Génova y con representación de todas las empresas del sector con intereses en España, Mariano Marzo, en un análisis a nivel global, argumentó que “no hay nada como una buena crisis para renovarse”.

 “No es el momento –argumentó a nivel mundial- para dejarse llevar por un optimismo desaforado, sino para continuar las mejoras introducidas y las ganancias en eficiencia durante los tiempos duros”. En este sentido, Mariano Marzo añadió que su recomendación es “no levantar al pie y sí apostar por proyectos de rentabilidad teniendo en cuenta un panorama moderadamente optimista”.

Por su parte, Gonzalo Escribano no ocultó que, tras el cambio en la presidencia de Estados Unidos, “me preocupa mucho que el principal ideólogo de la política energética de Trump sea un "viejo conocido" de España, cuyas investigaciones nadie conoce, el Institut for Energy Research".

Sobre la dependencia energética de España, donde importamos más del 99% de los hidrocarburos que consumimos, Gonzalo Escribano argumentó que “más que la palabra dependencia, prefiero hablar de interdependencia porque está todo más conectado. ¿Quién depende más de Argelia? ¿Nosotros de su gas o ellos de lo que nosotros les pagamos? La ecuación es mucho más complicada".

Acuerdo de París de la UE

Sobre el acuerdo de la Unión Europoea firmado en abril de 2016 en París contra el cambio climático, Mariano Marzo consideró que, quizás, la UE no ha medido bien los tiempos para hacer frente a este problema.

“Ha acelerado el proceso en esa idea de sustituir los combustibles fósiles sin tener en cuenta la transición y ha provocado un desequilibrio general. Ha calado que nos sobran dos terceras partes de los hidrocarburos que tenemos. El coste financiero para muchos países que tienen estos recursos es inasumible”, vaticinó.